En los últimos 8 años solo el 26.3% de los médicos que realizan el ENARM es aceptado, el alto número de rechazos se debe, entre varias razones, a la saturación en especialidades que no son tan necesarias, asegura Pelayo Vilar Puig, jefe de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.
De acuerdo con Vilar Puig, en los próximos años se requerirán especialistas donde no hay gran demanda; los hospitales necesitarán geriatras, internistas, cardiólogos, oncólogos, psiquiatras y otras ramas relacionadas con enfermedades degenerativas. “A mí me importa más formar geriatras, las estadísticas del INEGI muestran que cada vez habrá menos jóvenes y niños, y las transiciones epidemiológica y demográfica lo piden”, señaló Vilar Puig.
Las especialidades con mayor demanda son (aspirantes): Cirugía General (5,228), Ginecobstetricia (4,609), Medicina Interna (4,363), Pediatría (4,043), Anestesiología (3,747), Médico de Urgencias (3,721), Traumatología y Ortopedia (3,378), Medicina Familiar (2,761), Otorrinolaringología (1,788) y Oftalmología (1,427).
Las especialidades con menos demanda son (aspirantes): Geriatría (926), Epidemiología (649), Radio Oncología (546), Genética (483), Anatomía Patológica (398), Audiología (325), Salud Pública (305), Médico Legal (264), Patología Clínica (213), Calidad de la Atención (173).