*La oftalmóloga Patricia Ruiz Márquez advirtió que mirar el sol en un eclipse sin el equipo adecuado puede causar daños irreversibles en la retina, provocando inclusive ceguera, puesto que los ojos literalmente se queman, lo que no se siente en el momento porque los ojos no son sensibles al dolor.

 

Explicó que la lesión se puede comparar a cuando se coloca una lupa para enfocar la luz solar y quemar hojas secas o papel, cuando la luz solar se enfoca sobre un punto pequeño con una lente, el punto se calienta lo suficiente como para iniciar un incendio.

“Los humanos tienen una lente como ésta en sus ojos, si miran al sol su lente ocular concentrará la luz solar y enfocará hacia un punto muy pequeño sobre la parte negra del ojo: la retina, esto literalmente quemará el ojo, lo que provocará daño ocular permanente o ceguera”.

Patricia Ruiz Márquez se desempeña en el área de Unidad Médica de Atención Ambulatoria del IMSS, en el departamento de oftalmología, detalló que específicamente el eclipse solar puede causar daños en el área de visión principal que es la mácula ocular (un tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo), generando retinopatía solar.

La especialista explicó que la lesión ocurre porque se queman las células responsables de transmitir la visión y es lo que acarrea consecuencias.

Señaló que la recomendación principal es observar el eclipse con lentes o anteojos protectores, aquellos que tienen filtro número 14, pues las gafas convencionales para sol poseen un filtro 3, entonces no son de utilidad.

Agregó que no es seguro verlo a través de ventanas ni vidrios polarizados, inclusive ver el reflejo en el agua puede resultar contraproducente porque causa un efecto similar al de la lupa, aunque en menor medida.

En este sentido, indicó que existen otros medios indirectos para observar, abundó que se debe prestar especial atención en los niños, porque ellos quizá no alcancen a comprender la gravedad de mirar el sol.

Fuente: https://www.elheraldodechihuahua.com.mx/chihuahua/687643-dana-la-retina-ver-el-eclipse-directamente