Ese molesto dolor de muelas que no te deja disfrutar la comida y en ocasiones incluso te impide conciliar el sueño podría estar relacionado con alguna caries. ¿O tal vez no?

Existen varias causas asociadas al dolor en un diente. ¿Cuáles son? Las caries, en efecto, ocupan el primer lugar. No obstante, según la odontóloga general Pura Rodríguez, esta molestia puede deberse a exposición de las raíces dentales, gingivitis (inflamación de las encías), infecciones o restos de comida alojados en el espacio interdental.

El dolor provocado por patologías en otras áreas del cuerpo también podría irradiarse hacia la mandíbula. Pasa con el dolor de oídos, la sinusitis y en algunos casos hasta los infartos.

De ahí la importancia de acudir al médico a tiempo y no conformarse con paliativos que atacan el dolor mas no su origen.

“Se conocen popularmente algunos remedios caseros para aliviar la odontalgia, pero es necesario saber que es indispensable asistir al odontólogo para poder determinar cuál es la posible causa que genera el dolor”, explica Rodríguez.

No basta, entonces, con masticar clavo dulce, té negro o aplicar agua oxigenada.

“Esta práctica”, advierte la odontóloga, “solo ayudará temporalmente y en lo particular no la recomiendo”.

TÉRMINO
Muchas personas usan la expresión “dolor de muelas” para referirse a las molestias en un diente, independientemente de que se trate o no de un molar. Los profesionales de la odontología conocen este problema como odontalgia.

ASÍ SE FORMAN LAS CARIES DENTALES

Si hace mucho tiempo que no visitas el consultorio de un odontólogo, sientes gran debilidad por los alimentos azucarados y no te caracterizas precisamente por llevar una estricta higiene bucal, existe una alta probabilidad de que desarrolles caries.

Esta enfermedad bucal (que la mayoría identifica a simple vista por la coloración oscura que adquiere la zona afectada y, en etapas más avanzadas, por el molesto dolor que ocasiona) sigue apareciendo con frecuencia entre la población dominicana. Así lo asegura la odontóloga general Pura Rodríguez.

“Este mal sigue afectando a la población y estudios recientes nos indican que alrededor de un 80 por ciento de los dominicanos sufren esta dolencia”, informa la especialista de Clínicas Oraldent.

“Aunque nuestra población ha tomado más conciencia sobre la importancia de visitar al odontólogo y cuidar adecuadamente la dentadura”, añade Rodríguez, “aún falta mucha orientación respecto al tema”.

Aparición
Las caries aparecen más comúnmente en los dientes posteriores (molares y premolares). ¿A qué se debe esto? A que los dientes posteriores poseen muchos surcos y grietas que pueden acumular partículas de alimentos. Como consecuencia de ello resulta mucho más difícil mantenerlos limpios en comparación con los dientes anteriores, los cuales poseen una superficie lisa y fácil de alcanzar.

La caries dental -explica Rodríguez- se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana. “Se forma cuando las bacterias fabrican ese ácido a partir de los alimentos”.

Por eso la higiene tiene un papel fundamental a la hora de prevenirla: la meta es eliminar los restos de alimentos a fin de evitar que las bacterias fabriquen ácidos a partir de ellos.

La genética ¿influye?
Rodríguez define las caries como una “enfermedad multifactorial”. Existen hábitos que facilitan su aparición, pero ¿influirá también la genética? La respuesta, según la experta, es sí.

“Los investigadores han descubierto que la genética participa en la aparición de las caries, debido a la existencia de un complejo genético que regula la formación del esmalte dental”, comenta.

Factores que, a diferencia de la genética, sí puedes controlar incluyen: el consumo de alimentos que se adhieren a los dientes durante mucho tiempo (leche, helado, dulces, refrescos… “básicamente alimentos azucarados”) y la frecuente ingesta de líquidos y sólidos.

Cuando consumes alimentos con demasiada frecuencia les aportas a las bacterias que hay en tu boca más material para producir los ácidos que atacan y dañan los dientes.

Prevención
Aparte de reducir el consumo de alimentos azucarados o que se peguen a los dientes, existen herramientas y hábitos sanos que te ayudarán a prevenir las caries, un problema que aparte de molesto resulta poco estético.

ï Mantén una buena higiene bucal.

ï Visita al odontólogo cada seis meses.

ï Evita ingerir alimentos entre las comidas principales.

ï Cumple con una rutina de cepillado tres veces al día (después de cada comida).

ï Incluye en tu rutina de limpieza el hilo dental. Este te ayuda a retirar todo lo que queda alojado entre los dientes, allí donde el cepillo dental no puede llegar.

ï Utiliza colutorios (enjuagues bucales). “Estos complementan la rutina diaria de la higiene bucal, evitando la halitosis (fetidez del aliento) y la gingivitis (inflamación de las encías)”, concluye Rodríguez.

 

Fuente: https://listindiario.com/la-vida/2017/07/24/475272/por-que-duelen-las-muelas