Con gran preocupación se encuentran las diferentes autoridades de salud a nivel mundial, luego de que se conocieran que los casos de enfermedades intestinales han aumentado considerablemente. Trastornos crónicas cómo el Crohn (EC) y la Colitis Ulcerosa (CU) son cada vez más comunes en países desarrollados, los expertos señalan que esto podría ser por una mala alimentación y factores relacionados con la contaminación.

España es uno de esos países en los que las enfermedades intestinales han aumentado de forma exagerada, por esto, varios especialistas se han reunido para formular una hipótesis que responda con exactitud las preguntas de los expertos y las personas en general.

“Sería irresponsable entregar una hipótesis de forma tan prematura, más teniendo en cuenta que el crecimiento de las enfermedades intestinales se ha dado en un corto periodo de tiempo. No obstante, nunca estará demás recomendarle a las personas que se cuiden con su alimentación”, afirmó Javier Gisbert, jefe de la Unidad de Atención Integral al Paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid.

Mientras que los expertos llegan a una conclusión sobre el origen de estas enfermedades, son varias las recomendaciones que hacen para prevenir estos trastornos causantes de grandes molestias y momentos incómodos cuando se está en compañía de otras personas.

Causas y prevención de enfermedades intestinales

Muchos expertos suelen asociar el desarrollo de enfermedades intestinales con factores genéticos. Sin embargo, también hay otros elementos como los inmunológicos y ambientales. En estas patologías lo que ocurre es que por causas que aún no han sido determinadas, es el propio sistema inmune el que ataca diversos componentes de la flora intestinal y provoca inflamaciones crónicas que afectan el intestino y el aparato digestivo.

Los síntomas más comunes de enfermedades como el Crohn y la Colitis Ulcerosa son: fiebre, dolor abdominal, dificultad al realizar deposiciones y perdida considerable de peso. Lo recomendable en estos casos, es acudir inmediatamente a su especialista de confianza con el fin de evitar problemas de salud posteriores.

A pesar de que no hay un tratamiento exacto para las enfermedades intestinales, normalmente se recomienda no interrumpir los medicamentos suministrados por su doctor. También, es importante no automedicarse ya que esto puede permitir el desarrollo de otras patologías.

Fuente: https://www.kienyke.com/tendencias/salud-y-bienestar/preocupacion-por-aumento-de-enfermedades-intestinales