Riñones en cifras

• La formación de cálculos o piedras en el aparato urinario (litiasis) es una enfermedad urológica muy frecuente y va en aumento.
En México se estima que entre 2.5 y 4 de cada cien personas mayores de 25 años, tienen piedras en los riñones, lo doble que hace diez años.
• En regiones de clima caluroso aumentan los casos de litiasis renal.
• En Europa el promedio es de 10 de cada 100 personas mayores de 25 años.
• Los cálculos se presentan ligeramente más en varones que en mujeres, aunque el riesgo se está igualando.
• Los casos se presentan a partir de los 25 años, y se concentran entre los 40 y los 60 años en hombres, y después de los 50 en las mujeres.
• El 50% de los pacientes que tuvieron litiasis renal vuelven a formar una nueva piedra en un lapso de cinco años.
• De acuerdo a la Fundación Mexicana del Riñón, 9 mil 276 personas esperan un trasplante del órgano.

• Un cálculo renal es un material duro, mineral cristalino formado en el riñón o en el tracto urinario.
• La litiasis renal es el término médico para los cálculos renales.
• Las piedras en el riñón pueden ser tan pequeñas como un grano de arena o tan grandes, como una perla.
• Uno de cada 20 personas desarrollan cálculos renales en algún momento de su vida.
• Las piedras pueden permanecer en los riñones o viajar a través de los uréteres (los tubo que van desde los riñones a la vejiga) y fuera de tu cuerpo con la orina.
• Una piedra también puede quedar atrapada en tu tracto urinario y puede bloquear a que pase la orina.
• Cuando se pasa una piedra en el riñón o tienes una piedra grande bloqueando el flujo de la orina, puede ser ¡MUY DOLOROSO!
• La deshidratación es un factor de riesgo importante para la formación de cálculos renales.
• Las personas con ciertas condiciones médicas, tales como la gota, y los que toman ciertos medicamentos o suplementos están en riesgo de cálculos renales.
• La dieta y los factores hereditarios también están relacionados con la formación de cálculos.
• El diagnóstico de cálculos renales se logra mejor mediante una ecografía, pyleography intravenoso (IVP), o una tomografía computarizada.
• La mayoría de los cálculos renales pasarán a través del uréter a la vejiga por sí solos con el tiempo. Y quizá nunca te enteres que tuviste uno.
• El tratamiento incluye medicamentos de control del dolor y, en algunos casos, los medicamentos para facilitar el paso de la orina.

¿Qué son los cálculos renales?

• Tus riñones remueven los desechos y líquidos de tu cuerpo para hacer orina.
• Algunas veces cuando tienes demasiado de algún desecho y no suficiente líquidos en tu sangre, estos deshechos pueden acumularse y se aglutinan en tus riñones.
• Estos deshechos son llamados piedras en los riñones o también conocidos como cálculos renales.

Tipos de piedras en los riñones

1. Piedras de calcio (cálculos de calcio) son el tipo más común de las piedras en el riñón.
• Por lo general son de calcio y oxalato (una substancia química natural que se encuentra en la mayoría de alimentos) pero a veces están hechos de calcio y fosfato
2. Piedras de ácido úrico se forman cuando la orina es a menudo demasiado acida. El ácido úrico puede formar piedras por sí mismo o con calcio.
3. Piedras de estruvita. Suceden cuando tienes ciertos tipos de infecciones del tracto urinario en el que las bacterias hacen un amoniaco que se acumula en la orina.
• Las piedras de estruvita están hechas de magnesio, amonio y fosfato.
4. Piedras de cistina. Las piedras de cistina son muy raras y ocurren en personas que tienen un trastorno genético que causa que la cistina se escape de los riñones en la orina.

Causas de piedras en el riñón

• Has tenido piedras en los riñones anteriormente
Alguien en tu familia ha tenido piedras en los riñones
• No bebes suficiente agua
• Comes una dieta alta en proteínas, sodio y/o azúcar
• Tienes sobrepeso o eres obeso
• Has tenido una cirugía de bypass gástrico u otra cirugía intestinal
• Tienes enfermedad renal poliquística u otra enfermedad renal quística
• Si tienes cierta condición que hace que la orina contenga altos niveles de cistina.
• Si tienes una condición que causa hinchazón o irritación en tus intestinos o de las articulaciones
• Tomas ciertos medicamentos como los diuréticos.

Síntomas, ¿duele?

Si tienes una piedra grande, seguro sientes esto:
• Dolor mientras orinas
• Sangre en la orina
• Dolor agudo en tu espalda o el abdomen bajo
• Náuseas y vómitos

¿Hay cura? ¿Estoy en riesgo?

El tratamiento para las piedras en los riñones depende en el tamaño de la piedra, de lo que está hecha (tipo de piedra), si está causada por dolor y si está bloqueando las vías urinarias.
• Si tu piedra es pequeña, tu medico puede indicarte que tomes medicamentos para el dolor y beber mucho líquido para ayudar a empujar la piedra a través de tu tracto urinario.
• Si tu piedra es grande, o si está bloqueando las vías urinarias, puede ser necesario un tratamiento adicional.
• En raras ocasiones, se necesita una cirugía llamada nefrolitotomia percutánea para eliminar una piedra en los riñones.

¿Se pueden prevenir?

• La mejor manera de prevenir la mayoría de las piedras en los riñones es con beber suficiente líquidos cada día.
• Todos deberíamos tomar entre 8 a 12 tazas agua ¡AL DÍA!
• Si tienes enfermedad de los riñones y necesitas limitar la cantidad de líquidos que bebes, pregúntale a tu medico cuál es la cantidad adecuada de líquidos que deberías de tomar cada día.
• Limitar el sodio y proteína de animales (carnes, huevos) en tu dieta puede ayudar a prevenir las piedras en los riñones.

La solución a tus piedras en los riñones: ¡La montaña rusa!

Si ya has probado y buscas medias drásticas. ¡Checa este experimento!

• Los doctores Marc A. Mitchell y David D. Wartinger de la Universidad de Michigan decidieron hacer un experimento para comprobar las historias de sus pacientes, quienes les decían que habían expulsado sus piedras en los riñones después de subirse a la montaña rusa, Big Thunder Mountain Railroad en Disney World, en Orlando, Florida.
• Con un riñón falso lleno de verdaderos cálculos renales, viajaron hasta el parque de diversiones.
• Los doctores se subieron 60 ocasiones, y 24 veces se sentaron en los asientos delanteros.
• Los cálculos fueron expulsados del riñón falso cuatro veces. SIN EMBARGO, el mayor descubrimiento fue cuando se sentaron en la parte trasera, en donde de 36 viajes, los cálculos fueron arrojados 23 veces sin importar su tamaño.
• Los doctores explican que para que uno de estos juegos facilite la expulsión de cálculos renales debe tener caídas rápidas, curvas cerradas y no exceder los 64 kilómetros por hora o ponerte de cabeza.
• Además, las montañas rusas ayudan a liberar las piedras sólo si estas pueden pasar por tus conductos urinarios.

 

Fuente: http://www.marthadebayle.com/v2/especialistasv2/dagobertomolina/piedras-en-el-rinon/