*Un mal funcionamiento en el sistema nervioso puede provocar la sudoración.

La sudoración en las manos puede formar parte de una respuesta fisiológica del cuerpo, también psicológica. ¿En qué situaciones nos transpiran las manos? Cuando vamos a una entrevista de trabajo y nos sentimos evaluadas (y nos da vergüenza, queremos ocultar las “manos mojadas” al saludar), al tener una cita que puede ponerte muy nervioso, frente a un examen o respondiendo a algún estímulo que genere tensión y estrés, informa el portal El Clarín.

El sistema nervioso simpático desarrolla sudor en las palmas cuando nos encontramos bajo tensión, también la actividad física lo provoca. Y hay dos cosas que estas situaciones tienen en común: el aumento de la hormona adrenalina.

Según la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, especialista en endocrinología (UBA), “cuando hay un aumento de la adrenalina, el sistema nervioso periférico es estimulado y las manos, plantas de los pies y axilas reaccionan. Otros neurotransmisores activan el sudor de nuestras glándulas sudoríparas, pero la reacción inicial es la adrenalina en nuestro cerebro y el sistema nervioso central”.

La frecuencia cardíaca aumenta, los latidos se aceleran, esta es otra reacción típica. Un mal funcionamiento en el sistema nervioso también puede provocar manos sudorosas, independientemente de cuáles sean las circunstancias. A esto debemos prestarle atención.

La hiperhidrosis es una sudoración excesiva, especialmente en los pies y las manos, sin causa aparente, que no responde a un aumento de la temperatura externa, ni tiene que ver con que estemos haciendo ejercicio, simplemente aparece porque sí -y generalmente de noche-. Cuando esto ocurre hay que consultar a un especialista.

Fuente: http://sipse.com/ciencia-y-salud/manos-sudor-exceso-nervios-hiperhidrosis-nervios-funcionamiento-aumento-adrenalina-259325.html