Fernando Silva, infectólogo especialista en virus el inmunodeficiencia humana, señaló que al cumplirse 30 años del primer tratamiento del VIH-Sida, es importante mencionar que esta es una infección, al compararse con otras que han asolado a la población, como lo poliomielitis, el sarampión o la viruela negra, entre otras, su desarrollo, médicamente hablando, ha sido muy rápida gracias al fenómeno sociocultural.

En entrevista para el espacio de “Fórmula Noticias con Primitivo Olvera”, indicó que las investigaciones han crecido de manera rápida y masiva en el desarrollo de nuevos fármacos que además de eficaces tienen menos efectos adversos.

Señaló que lo más importante, desde que inició la pandemia, es que los ojos de la ciencia y de la medicina moderna se enfocaron en conocer de qué se trataba el VIH y cuáles serían los tratamientos adecuados, pues es una infección que aún no tiene cura.

Abundó que para que el VIH tenga un bajo crecimiento o se piense en la erradicación de la enfermedad, el 90 por ciento debería estar diagnosticado y consciente de su padecimiento; además deberían estar bajo tratamiento y que éste funcione de manera adecuada.

Indicó que en México, ese 90 por ciento de diagnóstico está apenas en el 65 por ciento, por lo que el 35 por ciento restante está contagiando a más gente.

No obstante, afirmó que el buen uso de información, el concientizar a la gente a través de diferentes medios y de sensibilizarlos a la infección, está funcionando, pero hace falta más.

Fuente: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=694233&idFC=2017