El Registro Nacional de Cáncer, el cual operan en Mérida y Guadalajara, se ampliará a otras ciudades “centinela”, para contar con más información de casos y determinar acciones que reduzcan la incidencia de la enfermedad en el país, informó la Secretaría de Salud (SSA).

El coordinador del Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer en México, Alejandro Mohar Betancourt, explicó que también se aplicaría en Monterrey, Puebla, Campeche y Hermosillo.

El registro se integrará con información del Sistema Nacional de Información Básica en materia de salud. Es decir, incluirá datos sobre tratamiento aplicado, seguimiento de los médicos, curación, incidencia y supervivencia, para saber si lo que se hace sirve para reducir la mortalidad.

Permitirá conocer cuántos tipos de cáncer ocurren en México al año, en qué región, edades, género, qué pasa en el tiempo –si disminuye o aumenta-, cuántos cánceres nuevo aparecen y en qué regiones, abundó el funcionario.

De igual manera, si estudios como la mastografía o de detección del virus del papiloma humano (VPH) permiten disminuir los casos, hacer predicciones, entre otros datos que podrán medirse anual, mensual y diariamente.

Se trabaja en el reglamento

Mohar Betancourt comentó que los registros de este tipo se utilizan desde hace varios años en otros países, y México han intentado hacerlo sin éxito, y sólo se tienen estimaciones a partir de los datos de mortalidad.

De acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, añadió, en 2012 se diagnosticaron alrededor de 120 mil casos, y según datos de la Revista de Salud Pública publicada este año se estiman 196 mil casos.

Por ello, con la publicación del decreto que crea el Registro Nacional de Cáncer, en el Diario Oficial de la Federación, se podrá contar con recursos para este fin y ya se trabaja en el reglamento que deberá emitir la SSA.

Necesario organizar mejor los servicios

El registro incluirá todos los casos de una población determinada y una muestra representativa, tiene un costo aproximado de 450 pesos para calcular la magnitud de la enfermedad en cada paciente, y prever si podrá desaparecer con la aplicación de una vacuna.

“En Estados Unidos llevan desde 1932 haciendo registros de base poblacional y gracias a ello han monitoreado casi 100 años en la población estadounidense”, expuso el funcionario.

Además, afirmó que en esa nación “han visto que gracias a la detección temprana, el acceso a tratamiento, la reducción de la mortalidad en Estados Unidos ha sido de 21 por ciento, a eso es lo que se tiene que aspirar en México”.

Enfatizó que México requiere de la planeación de servicios de oncología a través de un programa integral, multisectorial y disciplinario para tratar desde la prevención primaria hasta cuidados paliativos.

Ello, a través de una estructura financiera donde sea más equitativo el acceso, diagnóstico, cuidados y el mejor control del cáncer para detectarlo a tiempo, disminuirlo, prevenirlo y hacer una detección temprana.

El cáncer en México representa la tercera causa de muerte, seguido por la diabetes y enfermedades cardiovasculares; y en el caso de la diabetes mellitus parece que es un cofactor de riesgo para diferentes tumores.

Alertó que de ahí la necesidad de organizar mejor los servicios de salud de oncología y tener un diagnóstico preciso, saber qué se tiene y qué se requiere para los próximos años.

Fuente: http://sumedico.com/ayudara-registro-nacional-cancer/