Xalapa, Ver.- (AVC/Brisa Gómez) El 35 por ciento de pacientes con vih en Veracruz, son jóvenes, lo que demuestra la falta de políticas públicas efectivas en materia de prevención, declaró Patricia Ponce Jiménez, integrante del Grupo Multisectorial vih.

Agregó que esta es una situación que preocupa pues además de que son jóvenes en quienes se sigue diagnosticando la enfermedad, se siguen presentando nacimientos de niños y niñas con vih transmitido por sus madres por la falta de atención y prevención en el sector salud.

De acuerdo con lo que dio a conocer la también investigadora del Ciesas-Golfo, Veracruz ocupa el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a casos de sida por registrar 16 mil 30 pacientes, así como el segundo en casos de personas con vih con 7 mil 417.

Según las cifras obtenidas en los cinco Capasits que funcionan en la entidad, de los casos de sida registrados, el 21 por ciento son mujeres; en vih el 36 por ciento del total en Veracruz son casos femeninos.

Con esto, dijo, se ve un incremento en la población de mujeres viviendo con vih o con sida, lo que representa una feminización de la pandemia, pues si bien se inició en los años ochenta, del siglo pasado, con una prevalencia de once casos masculinos por cada uno femenino, en la actualidad la prevalencia se mantiene de cuatro hombres por cada mujer.

Hizo la observación durante su ponencia de que la edad en la que se tiene el mayor número de casos de vih y de sida que se registran en el estado, son del rango de edad de 15 a 39 años, es decir durante su edad productiva y reproductiva.

Estos casos reportados de vih se encuentran ubicados en 182 municipios, es decir que sólo en 30 municipios veracruzanos no hay reportes de casos personas viviendo con el virus y en tratamiento durante los últimos 35 años, a partir de que apareció la enfermedad, mientras que sólo hay 16 municipios veracruzanos donde no se registran habitantes viviendo con sida.

Es necesario recordar que el el vih es la existencia del virus en el organismo de las personas que lo adquirieron, mientras que el el sida es la etapa final de esta enfermedad, cuando ya se encuentra comprometido el sistema inmunológico.

De los 28 municipios con mayor número de casos de vih o de sida, 20 son indígenas, lo que señaló como un signo de alarma, pues la enfermedad está afectando a comunidades que pueden ser sujetas de alta marginación y pobreza, lo que representa un riesgo además pues la el analfabetismo y la ignorancia pueden ser un factor que complique la prevención y la no discriminación.