Xalapa, Ver.- (Revista Médica/Brisa Gómez) A pesar del impacto económico y de salud que representa la falta de uso de vacunas en la población, aún existen muchas personas que se niegan a la aplicación de estas sustancias como medida de prevención, expresó el doctor Uri Torruco García, infectólogo del programa vih en la entidad y jefe del Capasit del Hospital Civil Luis F. Nachón.

El especialista explicó que en el caso del dengue, en el que ya existe una vacuna, los estudios realizados sobre su nivel de efectividad señalan que con menos de 300 aplicaciones entre la población puede evitarse un caso grave de dengue que implica hospitalización y gastos importantes para el sector salud, en comparación con la inversión que se requeriría para poner a disposición este biológico.

Recordó que a nivel nacional, en Veracruz, estamos entre los primeros 15 estados con mayor número de casos de dengue, cifras que podrían disminuirse de manera importante si se aplicara de manera puntual y correcta las vacunas.

Esta inversión en materia de prevención, dijo, es mucho menor a la que se requiere para evitar casos de cáncer de mama mediante la realización de mastografías en la población femenina mayor de 40 años.

Pese a este panorama, dijo, aún existe una buena parte de la población con resistencias a la aplicación de vacunas, por temores infundados y poco científicos, lo que deriva en que se presenten padecimientos que pudieran prevenirse mediante la vacunación.

Esto, además, tiene mucho que ver con la falta de atención por parte de las autoridades de salud para vencer esas resistencias de la población al uso de las vacunas, lo cual consideró debería ser una prioridad.

Hasta el momento, dijo, no se conoce un estudio formal de “costo-beneficio” sobre la aplicación de vacunas, pues es un tema que debe analizarse desde áreas gubernamentales o instituciones especializadas en salud pública, sin embargo al verificar las cifras como las de la vacuna del dengue, en donde con 64 aplicaciones se previene un caso y con cerca de 300 aplicaciones se previene una hospitalización o un caso grave, ya genera un impacto.

Hay que recordar que hasta el momento, la vacuna para el dengue no esta disponible en el servicio público y sólo algunos médicos en el servicio privado han iniciado la aplicación, a costos que van arriba de los mil 500 pesos.