La presencia de masas abdominales siempre es un síntoma de alarma, aun cuando pudiera tratarse de un tumor benigno, nos explica el doctor Gutiérrez Ureña en se segunda exposición. Y añade que es necesario entender que el cáncer en niños -generalmente de origen embrionario- es diferente al que se presenta en adultos.