* Cambio climático ha impacto en el mapa de enfermedades

* La lactancia, fuente primaria de vida y de inmunidad

 

La mañana de este jueves se realizó la primera jornada del II Congreso Pediatría Ángeles Xalapa. En la presentación de los primeros dos módulos –Infectología y Gastroenterología-, se puso énfasis en la importancia de mejorar la prevención para mitigar los costos económicos que implican los padecimientos, así como en los avances científicos para la atención de cada uno de ellos.

La jornada se abrió con una exposición sobre los alcances que tiene una enfermedad ya conocida: el dengue. El infectólogo Uri Torruco García explicó como el cambio climático ha impacto en la presencia de enfermedades como el dengue en regiones cada vez más templadas. Refirió que cada año se presentan más de 60 millones de casos de dengue en el mundo, de los cuales 60 mil corresponden a nuestro país.

El doctor Torruco dijo que se debe mantener un estricto seguimiento a la sintomatología del dengue –presencia de fiebres altas, dolor muscular y hemorragias-, ya que las estadísticas muestran que la efectividad de las vacunas no es absoluta. En el caso de los niños, dijo que no es recomendable su aplicación.

Para la doctora Sandra Kira Niño, internista e infectóloga, se debe abundar aún más en el conocimiento de los vectores, es decir, los organismos vivos que transmiten enfermedades, como es el caso de los insectos hematófagos transmisores del dengue, la chikungunya o el sika.

En el primer caso, dijo que no hay un tratamiento específico –el costo de la vacuna Dengvaxia aprobada apenas en 2016 aún es muy alto-, y que no es recomendable el uso de aspirinas; caso similar es la chikungunya, que a pesar de que se presenta en un mayor número de regiones, aun no hay antivírico específico o vacuna para su atención.

Finalmente, el sika sigue representando un padecimiento de altísimo riesgo por su vinculación a los casos de microcefalia –se ha detectado el sika en la placenta y el tejido cerebral del bebé- y el síndrome de Guilláin Barré en recién nacidos. El sika también es de transmisión sexual ya que se ha detectado su presencia en el semen.

La infección de las vías urinarias fue el tema del doctor José Luis Díaz Luna. Ante un nutrido auditorio de profesionales de la salud, dijo que este padecimiento es una de las patologías más comunes en los infantes, pero que sin embargo, no siempre se logra un diagnóstico adecuado y el tratamiento necesario. Refirió a la bacteria e-coli como el agente más común.

Este tipo de infecciones, dijo, representan mayor riesgo en el primer año de vida; según las estadísticas, en los circuncidados se presentan menos casos; y si bien, en una edad temprana sucede más en los niños, conforme avanza de edad, la estadística se carga del lado de las niñas. Díaz Luna recomendó el uso de antibióticos orales y seguir con rigurosidad los protocolos para obtener un diagnóstico adecuado.

El primer módulo concluyó con el abordaje de la infección de vías urinarias, por parte del doctor Juan Osvaldo Cuevas Alpuche, quien expuso que el desarrollo de la tecnología ha permitido un avance sustancial en el tratamiento de estas enfermedades. “Los ultrasonidos son relativamente nuevos, lo que hoy nos permite facilidades que hasta hace poco no teníamos”, y puso como ejemplo de la capacidad científica el uso de la resonancia nuclear magnética.

La lactancia, fuente primaria de vida y de inmunidad

El segundo módulo, coordinado por el doctor Luis Antonio Díaz Vega, versó sobre gastroenterología. En su exposición, la consultora en lactancia materna, Martha A. Ferráez de Lee se refirió a la importancia de la lactación como fuente de vida, como el mayor recurso de inmunidad de los seres humanos y su empatía con el cuidado del medio ambiente.

No sólo fue enfática en los beneficios de la lactancia –el preventivo más efectivo para prevenir tasas de mortalidad en enfermedades respiratorias e infecciosas, la mayor capacidad intelectual de los niños amamantados y la recuperación más rápida de la madre-, sino en los riesgos de la no lactancia, lo cual tiene que ver con la reducción en la posibilidad de supervivencia y la presencia de un mayor número de enfermedades. La lactancia es vida y representa cuidado al medio ambiente.

En la segunda presentación, la doctora Verónica López abordó el tema de la disbiosis intestinal y la forma de mantener un organismo sano a partir de lograr una microbiota regular y en equilibrio. El ser humano, explicó, es un ecosistema microbiano de gran diversidad, y puso como ejemplo que un organismo común llega a tener más de un millón de bacterias por cada gramo de intestino grueso. La clave para prevenir enfermedades está precisamente en la microbiota intestinal.

El coordinador del módulo, el doctor Luis Antonio Díaz Vega se refirió a los aspectos más relevantes de la constipación infantil, un problema frecuente en la consulta pediátrica y que constituye aproximadamente un 25% de la consulta al gastroenterólogo infantil. Cuando se habla de constipación en gastroenterología pediátrica, se trata de la retención anormal de material fecal, manifestada clínicamente por dificultad al evacuar y deposiciones aumentadas de consistencia que causan molestias y dolor al pequeño paciente.

Otro aspecto importante es que la frecuencia de deposiciones es mayor en el niño alimentado al pecho que en el alimentado con leche de vaca. Recién después de las 20 semanas no hay diferencias significativas. La constipación aparece con frecuencia al cambiar pecho materno por fórmulas lácteas y/o el cambio desde esta a alimentación mixta. La constipación funcional también se ha relacionado con la retención de deposiciones después de un episodio de dolor o miedo a defecar.

Los módulos que forman parte del programa de este viernes se refieren a la cirugía –coordinado por el doctor Guillermo Hernández-; y de onco hematología, bajo la responsabilidad del doctor José de Jesús Loeza Oliva. El II Congreso Pediatría Ángeles Xalapa concluirá este sábado con los módulos de neonatología e inmunología y alergia, coordinador por los doctores Carlos Alejandro Ortega Santo y Rafael Díaz Maraboto, respectivamente.