Xalapa, Ver.- (AVC/Brisa Gómez) En instituciones de salud pública de la entidad se han llevado a cabo procedimientos de “asignación” de sexo en casos de nacimientos de personas intersexuales, esto debido a la falta de sensibilidad y desinformación presente en personal médico y de enfermería, reconoció la activista Silvia Susana Jácome.

Dijo que la prevalencia de nacimientos de personas intersexuales, es decir que nacen con características u órganos de ambos sexos, es mayor que el número de personas transexuales, de ahí que sea una problemática de salud que afecta a mucha más gente y debe ser atendida de manera integral.

Explicó que por cada mil nacimientos, uno es de una persona intersexual, quien incluso desconoce esta situación hasta que llega a la pubertad o enfrenta alguna complicación en su vida sexual y reproductiva.

Muchas veces las familias toman la decisión de manera arbitraria de solicitar al personal médico que realice procedimientos quirúrgicos para eliminar el pene, la vulva u otra característica sexual para “normalizar” al bebé, sin saber las consecuencias que esto pueda traer.

Esta es una forma de discriminación y violencia en contra de las personas intersexuales, dijo, pues lejos de ofrecer un tratamiento sensible, información científica o contemplar el desarrollo de la personalidad y las preferencias de cada individuo, el personal de salud y las familias toman decisiones que afectan el desarrollo y la vida.

Dijo que por ello, entre los temas que se proponen para un debate nacional sobre el tema de la identidad de género y la preferencia sexual se insiste en contemplar el de la atención integral a la salud de las personas transexuales e intersexuales, con la intención de que se sensibilice al personal médico y de enfermería sobre ello.

Agregó que en esta propuesta se contempla la necesidad de que en cada hospital y clínica de la entidad, ya sea a cargo del Estado o de instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Seguridad Social al Servicio de Trabajadores del Estado (ISSSTE) cuente con la capacitación suficiente y un kit de información para padres y madres de bebés que nazcan con ambos genitales.

Esto permitirá a las familias obtener información, despejar sus dudas y atender las necesidades de sus hijos e hijas sin ocasionarles algún problema de salud o de desarrollo a futuro.