*Una vida saludable previene las enfermedades cardiovasculares

Nunca se es demasiado joven o demasiado viejo para prevenir las enfermedades del corazón.

Prevenir las enfermedades del corazón (y todas las enfermedades cardiovasculares) significa tomar decisiones inteligentes ahora que afectarán el resto de tu vida.

La falta de ejercicio, una dieta pobre y otros hábitos poco saludables pueden pasarte factura en tus últimos años de vida. Cualquier persona a cualquier edad puede beneficiarse, a través de unos pasos simples, del mantenimiento de un corazón saludable durante cada etapa de la vida.

Todos los grupos de edad

No importa cuál sea tu edad, todos nos podemos beneficiar de una dieta saludable y una actividad física adecuada.

Elige un plan de alimentación saludable. El alimento que comes y el ejercicio pueden disminuir el riesgo de enfermedades del corazón.

  • Elija alimentos bajos en grasas saturadas, grasas trans y sodio. Como parte de una dieta saludable, come muchas frutas y verduras, granos enteros ricos en fibra, pescado (preferiblemente pescado graso, al menos dos veces por semana), nueces, legumbres y semillas e intenta hacer algunas comidas sin carne. Selecciona productos lácteos bajos en grasa y aves de corral (sin piel). Limita las bebidas azucaradas y la carne roja.
  • Sé físicamente activo. Puedes trabajar suavemente hasta por lo menos 2½ horas (150 minutos) de actividad física aeróbica de intensidad moderada (por ejemplo, caminar enérgicamente) cada semana; o 1 hora y 15 minutos (75 minutos) de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa (por ejemplo, jogging, running) o una combinación de ambos cada semana.

Además, 2 o más días a la semana necesitas actividades de fortalecimiento muscular para trabajar todos los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, hombros, pecho y brazos). Los niños deben tener por lo menos 60 minutos de actividad todos los días. Así puedes prevenir la posibilidad de padecer enfermedades del corazón.

  • Nunca es demasiado pronto o demasiado tarde para aprender las señales de advertencia de un ataque al corazón y un derrame cerebral. No todo el mundo experimenta entumecimiento repentino con un accidente cerebrovascular o dolor en el pecho severo con un ataque al corazón. Y los síntomas de ataque al corazón en las mujeres pueden ser diferentes de los hombres.

A los 20 años

Es importante ser conscientes de la importancia de la fragilidad del corazón desde una edad temprana.

  • Busca un médico de familia y haz exámenes regulares de bienestar. Las personas sanas también necesitan médicos. Establecer una relación con un médico significa que puedes iniciar las pruebas de resistencia ahora. Habla con tu médico acerca de tu dieta, estilo de vida y control de la presión arterial, colesterol, ritmo cardíaco, azúcar en la sangre y el índice de masa corporal. Es posible que también necesite revisar tu nivel de azúcar en la sangre si está embarazada, tienes sobrepeso o tienes diabetes. Conocer tus medidas hace que sea más fácil detectar un posible cambio en el futuro.
  • Sé físicamente activo. Es mucho más fácil estar activo y mantenerse activo si se empieza a una edad temprana. “Si usted está acostumbrado a la actividad física, lo mantendrá“, dijo Stein. Mantener una rutina de ejercicios es interesante encontrando nuevas motivaciones.
  • No fumes y evita ser fumador pasivo. Si desde adolescente fumas, es hora de dejar de fumar. Incluso la exposición al humo representa un grave peligro para la salud. Los no fumadores son hasta un 30 por ciento más propensos a desarrollar enfermedades del corazón o cáncer de pulmón debido a la exposición al humo como fumador pasivo en el hogar o en el trabajo, según un informe del Surgeon General de los Estados Unidos.

De los 30 a los 50 años

Malabares en la familia y en la carrera laboral deja a muchos adultos con poco tiempo para preocuparse por sus corazones. Aquí hay algunas maneras de buscar un equilibrio.

  • Hacer que la vida saludable sea un asunto de familia. Crear y mantener hábitos saludables para el corazón en tus hijos y tu cosecharás los beneficios, también. Pasa menos tiempo en el sofá y más tiempo en movimiento. Pasea por un parque cercano a pie o en bicicleta. También puedes pasear al perro.

Planta un huerto con verduras y frutales en el jardín de cas, si tienes, e invita a tus hijos a la cocina para ayudar a cocinar de manera sana.

  • Conoce tu historia familiar. Mira el árbol genealógico para aprender sobre la salud del corazón de la familia. Tener un familiar con enfermedades del corazón aumenta el riesgo, y más aún si el familiar es un padre o un hermano.

Eso significa que necesitas centrarte en factores de riesgo que puedes controlar manteniendo un peso saludable, haciendo ejercicio regularmente, no fumando y comer bien.

También, mantén informado a tu médico sobre cualquier problema cardíaco que haya en tu familia.

  • Domina tu estrés. El estrés a largo plazo provoca un aumento en la frecuencia cardíaca y la presión arterial que pueden dañar las paredes de las arterias.

Aprender técnicas sobre control del estrés no sólo beneficia a tu cuerpo, sino también tu calidad de vida. Practica ejercicios de respiración profunda y busca tiempo cada día para hacer algo que te guste.

Adherirse a un grupo voluntariado también hace maravillas para eliminar el estrés.

De los 60 años hasta el final

Con la edad viene un mayor riesgo de enfermedades del corazón. Tu presión arterial, colesterol y otros marcadores relacionados con el corazón tienden a aumentar. Ser consciente de los valores y la gestión de cualquier problema de salud que se presenten -junto con la alimentación y el ejercicio necesarios- pueden ayudarte a vivir más tiempo y mejor.

  • Vigila tu peso. Tu cuerpo necesita menos calorías a medida que envejece. El exceso de peso hace que su corazón trabaje más y aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes y colesterol alto. Hacer ejercicio regularmente y comer porciones más pequeñas de alimentos ricos en nutrientes puede ayudarte a mantener un peso saludable.
  • Aprende las señales de advertencia de un ataque al corazón y de un derrame cerebral. Los síntomas de ataque al corazón en las mujeres pueden ser diferentes de los hombres. Saber cuándo estás teniendo un infarto o un derrame significa que puedes tener ayuda más rápidamente. El tratamiento rápido puede salvar tu vida y prevenir una discapacidad grave.

Fuente: https://www.merca2.es/enfermedades-del-corazon-segun-edad/